El primer mito que debemos romper es que el factoring es propio y exclusivo de la gran empresa. En Perú aún no está siendo usado por las micro y pequeñas empresas y con una penetración muy baja en las mypes.

Nuestro mensaje para los empresarios es mirar al factoring como una opción valiosa para tener efectivo a menor costo. Sin tramites engorrosos y con la velocidad que se necesita para crecer o reinventar su modelo comercial y financiero.

Para llevar la gestión de tu negocio, el control de las finanzas en tus cobranzas y pagos, la gestión de la tesorería, la negociación de plazos para vender, el factoring es clave en la vida financiera y comercial de tu empresa. En pandemia, se vuelve más importante encontrar mecanismos de financiación simples, de bajo costo y veloces. Además, muchas mypes y  pymes buscan formas de reactivar sus negocios y vender con una vida financiera sana.

El factoraje o factoring es una herramienta financiera mediante la cual la empresa transfiere las facturas que ha emitido producto de una venta a plazos y a cambio obtiene de manera inmediata el dinero en efectivo con un costo financiero.

Es una importante vía para adelantar el cobro a plazo sin tener que optar por las tradicionales figuras como el descuento de letras o pagarés, líneas de pagarés, u otras modalidades comerciales, que conllevan tener garantías, colaterales, topes en líneas y avales.

Esta es una alternativa de financiamiento para pequeñas y medianas empresas y consiste en un contrato mediante el cual una empresa traspasa o vende la factura producto de un servicio o venta de producto negociado en formas de cobranza futura. Por ejemplo a 30, 60, 90 o más días. Las facturas o recibos por honorarios son el elemento clave para obtener el efectivo. A cambio el empresario obtiene de manera inmediata el dinero a que esas operaciones se refiere, aunque con un descuento.

Veamos un caso:

  • La Empresa ABC ha hecho una venta y por ello tiene una factura para ser cancelada a 90 días por un valor de 10,000 soles.
  • Entrega a la empresa de Factoring o institución bancaria su factura, la que le entrega ágilmente un monto de dinero equivalente al monto, descontando un costo (tasa de descuento).
  • Cuando se cumplan los 90 días, la empresa de factoring o la institución asignada cobrará la factura original a tu pagador (cliente) quien le pagará directamente.

El factoring permite que empresarios pequeños o grandes, obtengan liquidez inmediata en sus negocios.

Recuerda, el factoring no es exclusivo de las grandes empresas, cualquier emprendedor, microempresario, persona jurídica, cooperativas y sus cadenas productivas, pueden acceder a estos beneficios.

Si quieres saber más del factoring y la factura, te dejamos el vídeo titulado “¿Qué es el factoring? cómo puedo utilizarlo en mi negocio”, de nuestro webinar en el programa de capacitación de Lima Innova de la Municipalidad de Lima.

Podrán encontrar información sobre factoring y más en nuestro blog.
¡Sigamos creciendo juntos! Regístrate gratis.